Aún no eres un seguidor del blog?!

miércoles, 28 de abril de 2010

"Fábulas"


Añado esta reseña plenamente consciente de no estar innovando en absoluto. Quizás aún pueda descubrir esta joyita del cómic a algún lector, pero doy por supuesto que se trata de una obra en boca de todos. En mi caso, me la habían recomendado de forma entusiasta y me arrepiento de haber tardado tanto en acercarme a ella.

¿Por qué hablar entonces de "Fábulas"? Porque me parece una idea ingeniosa, difícil de acometer y aún más complicado de mantener viva en el tiempo.


En primer lugar, Bill Willingham ha tenido la increíble idea de reconstruir el universo de los cuentos y leyendas de toda la vida, para situarlos en un mundo más "real" y más "adulto" (sobre todo, más adulto). Claro que, teniendo en cuenta el valor moralista y pedagógico que ha imbuido siempre los cuentos populares, quizás se deba decir que la tarea del guionista ha consistido en insistir en el aspecto adulto de los personajes y sus trasfondos. Al despojarles de las oropelas y los bonitos finales felices, lo que quedan son unos personajes con muchas posibilidades literarias. Pero para aprovecharlos había que tener el valor de convertirlos en personas de carne y hueso. Con todas las virtudes y defectos que eso supone. Sobre todo los defectos. En ese sentido, "Fábulas" me recuerda a otro de mis cómics "de cabecera": "Ruinas", donde Warren Ellis consiguió en 60 páginas demostrar lo cruel que sería el universo de los superhéroes Marvel si sus criaturas se comportasen como personas normales.

Por eso, al leer "Fábulas" uno ha de estar preparado para chocar con personajes a los que conocía de su infancia y que ahora, pasado el tiempo, han perdido esa inocencia que conservaban en nuestra memoria. Príncipes, princesas, humildes fregonas, sastrecillos valientes y un largo etcétera demuestran hasta qué punto pueden ser crueles, traicioneros, ambiciosos y hasta timadores.

Lo más complicado, sin embargo, no es humanizar a todos esos seres de fantasía. Lo que le da valor a la creación de Willingham es haber creado una línea argumental que se desarrolla con firmeza tras cada arco de historias. Después de más de 80 números publicados, lo que sigue impulsando la colección es la idea que sirvió de embrión para todo el universo: la presencia en el mundo real de los protagonistas de los cuentos, exiliados tras haber sido expulsados de sus reinos de ficción por un ominoso enemigo llamado El Adversario. Eso es lo que mueve a los lectores a querer más. Con cada historia no sólo se nos revelan nuevos matices de Blancanieves, Pinocho, El Principe Azul, Ricitos de oro... Willingham también va aproximándonos hacia un conflicto incierto y a todas luces desfavorable para el bando de las Fábulas exiliadas. Porque el enemigo demuestra desde un principio que no va a ofrecer clemencia, y nada ni nadie parece capaz de resistirse al arrollador avance de sus ejércitos.

¿Dará Willingham un final feliz a este cuento, o deberemos llorar a esos protagonistas de los que nos hemos ido encariñando? Aún no se sabe, pero yo prefiero no ser demasiado optimista. La muerte ya se ha llevado a varios personajes de "Fábulas" sin que le temblase la mano al cortar sus cuerdas...

Pero no por ello dejaré de leerlo. Porque necesito satisfacer la curiosidad que se ha despertado en mí.

martes, 20 de abril de 2010

La cruda realidad


Tras un tiempo sin participar, he vuelto a ver publicado uno de mis relatos en NGC3660. En este caso se ha tratado de un relato muy corto, rayano en lo hiperbreve, que mezcla la ciencia-ficción y mi tendencia a la parodia. Lo escribí para participar en una actividad literaria de Mensa (para la cual el tema principal eran los piratas) y, después de quedar sin premio, no quise que se quedara en el olvido.

Así que, si os apetece degustar esta "tapita" literaria, sólo tenéis que pinchar en la imagen. (Los comentarios, preferiblemente en NGC, que se note que alguien lo ha leído) :P




viernes, 16 de abril de 2010

Renovación de Grupo AJEC


Se me había pasado por alto, pero hoy enmiendo el fallo. La página web de Grupo AJEC ha remozado por completo su aspecto, adquiriendo una apariencia mucho más moderna y atractiva para quien se pasee por ella.

Así pues, un buen motivo para repasar el catálogo de la editorial y hacerle hueco a alguna de las obras de la editorial. Por mi parte, me parece que con este cambio de "look" le esperan buenos y frescos vientos a Raúl Gonzálvez.

Venga! Venga!! A visitar la página y descubrir ciencia-ficción de la buena!!

miércoles, 14 de abril de 2010

Recomendado!?!!!?


Acaba de llegarme, Google Reader mediante, la noticia:

"El Secreto de los dioses olvidados" entra en la lista de "Libros recomendados" de la página Literatura Fantástica, en la sección de novedades del 2009 escritas en castellano.

No creo que pueda dejar de dar botes de alegría en lo que queda de día. Ese "muy interesante" de la valoración me ha hecho feliz, feliz, feliz (aunque sea el último de la lista).

ULTIMA NOTICIA: Acabo de pasarme por la página y, seis horas después, el libro ha sido borrado de la lista. No sé qué criterio se ha seguido para la modificación, ni a quién le debo el "honor", pero se me ha caído el alma a los pies...

ULTIMÍSIMA NOTICIA: Podéis leerlo en los comentarios (gracias, Mariano), pero también os dejo enlace a una versión "íntima y personal" de lo ocurrido.

De nuevo en procelosas aguas...


A día de hoy me embarco de nuevo en esa aventura que es conquistar una editorial. Después de cinco meses dando forma a mi última novela, por fin he conseguido dar por terminado el primer manuscrito. Esta mañana he dejado la copia pertinente en el Registro de la Propiedad Intelectual, y con ése trámite realizado me toca coger fuerzas.

Fuerzas, en primer lugar, para acometer una primera revisión ortográfica y lingüística. Ya mientras esperaba turno en el Registro he descubierto algunas notas discordantes al hojear el texto, y supongo que mi fiel compañero el Word habrá considerado más palabras como neologismos de necesaria acuñación.

Para esta ocasión, de cualquier modo, tengo mejores perspectivas en cuanto al proceso de "pulido del texto". Aunque, por el otro lado, también he añadido nuevas dificultades. El número de lectores dispuestos a leer el borrador y aportar críticas promete ser mayor y más exhaustivo. Gracias a ello, las modificaciones del texto deberían responder ahora a las propuestas que me hagan en lugar de depender únicamente de mi "instinto" (y no desprecio mi instinto porque, al fin y al cabo, me permitió publicar "El secreto de los dioses olvidados").

Sin embargo, la mayor complicación de este nuevo proyecto es su dimensión. Por una parte, pretende ser el germen de una serie de libros. Y por otra, es la presentación de un universo plagado de elementos de fantasía. El mayor reto a la hora de escribir ha sido desvelar datos sobre ese universo, esperando llamar la atención del lector pero sin extenderme en detalles que pretendo exponer en otro momento. Creo que el resultado ha sido satisfactorio, pero es de las dudas que espero resolver con el "grupo de lectura crítica".

Por supuesto, el hecho de embarcarme en una "saga" hace que me vea atado al proyecto para varios años. Sin embargo, aún con ese temor rondándome, lo cierto es que he acabado convenciéndome de la necesidad de hacerlo. Sobre todo porque ese universo fabulado ha ido desplegándose a medida que lo describía y un sólo libro no podría contar todas las aventuras que he imaginado para sus personajes (bueno, a menos que fuera un tocho del calibre de "Un mundo sin fin"). Aunque si algo me preocupa ahora es cómo presentar una obra así a las editoriales, puesto que yo mismo lo siento como un proyecto inacabado. ¿Aceptará un editor publicar el libro, sabiendo que la historia no está concluída, o querrá más?

En otro sentido, los seguidores del blog podéis estar de enhorabuena porque ahora me podré dedicar a añadir reseñas y comentarios mientras espero a que el libro repose. Hasta el principio del verano no creo que vuelva a verme inmerso en la fiebre de la escritura y la corrección.

jueves, 1 de abril de 2010

Otros autores: Igor Kutuzov


Aunque la intención de acabar con mi último proyecto literario me está dejando sin tiempo para actualizar temas en el blog, no me olvido de la única sección "fija". Hoy toca un autor de características exóticas (qué menos se puede decir, al leer su nombre), y que durante este año deberá hacer acopio de uñas mientras espera a la publicación en 2011 de su Antigua Vamurta por Grupo AJEC, en la colección Excálibur Fantástica.



Así pues os invito a conocer ya a este escritor/artista marcial/peridista a través de las respuestas al cuestionario de Párrafos Perturbados, y a indagar más aún si lo deseáis en su Antigua Vamurta.

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo?
Empecé a pensar en publicar en 2006, cuando tuve lista Antigua Vamurta en catalán. Después de ser rechazada por las editoriales, la pasé al castellano y la mejoré, pensando sobre todo en lanzar un e-book. La sorpresa fue que a las pocas editoriales a las que envié el libro nuevamente, respondieron bastante bien y abandoné la idea del e-book.
La motivación era y es compartir una historia, y a través de ella, una manera de ver las cosas, una forma de adentrarse en el alma de los personajes.

2. ¿Cómo ha sido hasta ahora tu experiencia en el mundo editorial?
Muy telemática. En persona, sólo he conocido a una editora. El resto ha sido comunicación vía correo electrónico. Y mi experiencia con Grupo AJEC ha sido así. Muy cordial y enriquecedora, aunque se echa de menos el cara a cara. Ya llegará, supongo. Mi experiencia con editoriales es breve, aunque sí tengo clara una cosa, somos multitud intentando publicar, de ahí quizás su enorme lentitud.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
¡Uy! En todos los rincones de la realidad. Analizo la gente que conozco, me inspiro en otras novelas, en cómics, en películas, en cuadros, incluso en la vieja poesía épica. Y, por encima de otras fuentes, está la historia, como gran generadora de imágenes, gentes, conflictos.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Y la poesía. Si no fuera por la disciplina y el tiempo que requieren, prefiero la novela. Da mucha alegría ese punto y final.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Del periodismo, nada, en cambio, empecé la carrera de historia y esa materia sí tiene una influencia directa. En cuanto a mi profesión, la influencia viene por la fauna humana que he conocido. No dejamos de ser unas bestias curiosas.

6. ¿No crees que actualmente se enfoca demasiado la carrera de escritor hacia la consecución del éxito editorial, sacrificando incluso la calidad literaria?
¿Si Proust se presentara en una editorial con En busca del tiempo perdido, qué pasaría? ¿Le lanzaría ese ladrillo escrito por la cabeza? Espero que no. No hay que olvidar que una editorial es un tipo de industria, que arriesga más cuando mejor le van las cosas, con alguna excepción.
Lo que sí está claro es que para un escritor que empieza, el éxito editorial lo es todo. Blanco o negro, aunque el efecto Internet puede empezar a cambiar esta percepción.

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
No me dejo llevar mucho, salvo si me visitan las musas, pero no se puede contar mucho con ellas, pues son caprichosas por naturaleza. La rutina es un buen amigo para el escritor.

8. Por fín eres un autor consagrado... ¿a qué lugar del mundo le pedirías al editor que te enviase “para inspirarte y documentarte”?
¿Eso podría pasar alguna vez? Al Mar Egeo, sin duda. Aquello debe parecerse al paraíso.

9. Algo que puedas contar sobre tu último proyecto literario...
Me he lanzado a escribir Relatos de Vamurta, para completar y enriquecer la novela, y los he empezado a publicar en el blog. Además, he escrito un relato de corte realista, sobre un tipo al que únicamente le queda su bicicleta.

10. ¿Hay algún libro que no hayas sido capaz de acabar de leer?
Antes de abrir el libro, generalmente ya sé algo de él. Aunque, con Código Da Vinci, me desmotivé a la página 30.

11. ¿La última novela que has leído y recomendarías?
No es una novela, pero… La cruzada vista por los árabes de Maalouf. Impresionante, un gran fresco. Una nueva mirada sobre aquella mezcla de locura, misticismo, épica y guerra comercial.

12. ¿Con qué personaje literario te identificarías?
Con Hamlet, sin duda, y con Lord Jim, bueno, y con John Silver… Hamlet es el drama del individuo, que sabiendo lo que debe hacer, duda, presionado por la sociedad, por los otros y por su otro yo. O al menos así lo entendí.

13. ¿Permitirías que adaptasen alguna de tus obras al cine?
¿Permitir? ¿Dónde, cuándo? Imagínate poder pasear la mirada por una ciudad o un paisaje que existe sobre el papel, y además, alguien lo transforma en imágenes. Fabuloso, ¿no?

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
No. Practico el judo, el octavo arte y el mejor deporte del mundo. Tras 9 años de parón, volví hace un año y parece mentira lo que se recuerda sin saber que se recuerda. ¿Qué hay en el fondo del cerebro? No lo sé, pero más de los que creemos, seguro.

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar?
Llegar a Ítaca, vivir un tiempo allí. Dicen que no hay mucha gente, pescadores y poco más. Ir desde Turquía, pasar por la costa de Síria, cruzar el Líbano, alcanzar a pie Jerusalén. Sentarme frente al Muro de las Lamentaciones y luego darme una vuelta por la ciudad, sentarme en una terraza a degustar un vino. Y algunas cosas más.