Aún no eres un seguidor del blog?!

martes, 17 de julio de 2012

Otro Publicado, Nueva Colaboración

La estadística es así... puedes hacer cálculos, pero al final las cosas ocurren cómo y cuando les da la real gana. Sé que a veces sueno muy cansino, porque hablo de que no he publicado o de que he participado en tal o cual concurso sin éxito. Pues este mes de Julio, por aquello de llevarme la contraria, se está dedicando de forma inmisericorde a romper las estadísticas.

Al principio fue la publicación de el "Libro de los monstruos", con el cual ya os he machacado bastante (sí, soy consciente de ello). Y ahora, resulta que el mismo día puedo hablar de otros dos relatos que también me han publicado... aunque sea en distintas circunstancias.

(imagen de roarysea)

Primero, os tengo que hablar de "Desconfiado", un relato "romántico" con el que participé en el concurso temático del foro Abretelibro!. Aunque no ganó, quedó seleccionado para la recopilación final y hoy, ya puedo decir que está disponible para comprarlo. La verdad es que me hace ilusión, porque la gente de Abretelibro! suele realizar un buen trabajo con la maquetación y el diseño de lo que publican (aparte de la calidad de los relatos, indiscutible), así que seguro que los ejemplares merecerán la pena. Si a alguien le interesa, he colgado el enlace correspondiente en la sección Relatos Publicados.

Después, quiero comentar la publicación de "Punto de No Retorno" en la revista No lo Leas!. Ya comenté en mi anterior artículo que me habían aceptado como colaborador, y me he estrenado con este relatillo breve cargado de acción. Para leer online o descargar la revista, sólo tenéis que pinchar aquí.

Y esto, de momento, es todo. Con un poco de suerte, espero que la corriente se mantenga y lo de anunciar la publicación de relatos (o novelas) deje de ser algo infrecuente.

EDITADO CON URGENCIA: Vía Facebook, descubro que también he ganado un concurso de Microrrelatos de temática Steampunk organizado por el Programa de Radio "La Biblioteca Encantada". (Por aquello del orgullo creativo, añado enlace al podcast)

sábado, 14 de julio de 2012

Primer relato publicado del año

Ya sé que es un asunto sobre el que he comentado varias cosas durante las últimas semanas, pero ahí va una noticia más relacionada con el tema: "La Vieja", el relato con el que participé en el concurso de Escuela de Fantasía, ya está a la venta dentro de la recopilación "El libro de los monstruos". La presentación tuvo lugar el día 30 en Pedrezuela, y allí que estuve para hacer acto de presencia como uno de los autores "outsiders". Bueno, para hacer acto de presencia y para llevarme un ejemplar a casa. Lo más curioso fue que, después de "amenazar" con querer intervenir en el acto, me pilló totalmente por sorpresa lo que sí ocurrió: tanda de firmas de los autores. Y yo sin bolígrafo ni pluma... Está claro que nunca hay que perder de vista al maldito Murphy.

Así pues, quien quiera hacerse con esta recopilación de "nuevas promesas" puede adquirirlo en Bubok (aquí). De momento sólo está disponible en formato impreso, pero en breve también se podrá descargar la versión en Epub. Aficionados a los seres de pesadilla de toda la vida, tomen nota.

Y, además de para darme ánimos, de paso me da la excusa perfecta para aumentar la sección de "Relatos Publicados"... (Nota adicional, por si alguien se lo pregunta: SI, son fotos de la presentación, y NO, no soy ninguno de los que aparecen en la mesa)

jueves, 12 de julio de 2012

Distracciones y últimos progresos

Aunque soy de la opinión de que, al embarcarte en un proyecto, hay que mantener la mirada fija y no perder nunca de vista el objetivo, resulta complicado sustraerse a las distracciones. En mi caso, el proyecto de "La Tierra Asediada" ha sufrido recientemente un ligero abandono.

La culpa de todo ello ha estado en las variadas convocatorias que se han promovido en las últimas semanas, las cuales me han resultado demasiado atrayentes como para no prestarles atención. ¿Cómo podría, si las temáticas parecían pensadas "ex-profeso" para que yo participase? En primer lugar, un certamen dedicado al Steampunk, que parece ser el género de moda de este año; y después, varios concursos proponiendo que se revisiten cuentos clásicos (corriente en la que también ando inmerso, en un proyecto que mantengo en segundo plano).

Además, todas las convocatorias estaban centradas en el formato del relato corto, una distancia en la que me manejo con bastante soltura (y, en opinión de alguna de mis amistades, debería de centrarme de forma definitiva). Lo cierto es que la extensión media de mis relatos está en torno a las 600-1200 palabras (aunque en otras ocasiones la historia se alargue más), y me resulta muy cómodo de escribir porque se ciñe a un axioma que cada vez intento llevar más a rajatabla: centrarme en la historia, sin necesidad de florituras ni perderme en divagaciones. Y, por contradictorio que parezca, también es el formato en el que luego recibo críticas del estilo "es buena, pero ojalá te hubieses extendido más", sobre todo en los concursos de foros en que el relato está abierto a la lectura y la crítica, que yo suelo achacar también a la tendencia a ocupar todo el espacio permitido en las bases. Tras el éxito con mi participación en "El libro de los monstruos" (del que espero dar noticias en breve), la verdad es que he tenido muchos más ánimos a la hora de valorar si debería realizar el esfuerzo o no. Ojalá que pueda ir informando de sucesivos éxitos al respecto...

Por último, también quería comentar mi nueva progresión en el mundillo de escritores y blogueros: me han aceptado en la Revista Digital "¡No lo leas!" como redactor. En principio colaboraré con relatos de forma esporádica, pero nunca me cansaré de comentar cuánto me gusta este tipo de oportunidades, sobre todo por lo que me recuerda a la dorada época de las revistas pulp, y por la exigencia de calidad que te obliga a realizar al coger la pluma.

sábado, 7 de julio de 2012

"Firmin" de Sam Savage

(Reseña previamente publicada en Melibro)

No puedo describir con facilidad qué opinión me ha dejado la lectura de la novela de Sam Savage porque, como con un plato de contrastes acusados, se quedan los sabores mezclados en la lengua y hay que dar tiempo al paladar para degustarlo en su justa medida.

Una aproximación sencilla sería describir “Firmin” como una película clásica de Woody Allen: tenemos un protagonista apocado (y aún me quedo corto), cuyos sueños e ilusiones se estampan sistemáticamente contra la cruda realidad. También hay un ambiente urbano, estrecho y cerrado, poblado por elementos contraculturales, prácticamente “exiliados” del sistema. Todo ello envolviendo una historia que, desde el mismo principio, adivinamos desgraciada.

Y es que Firmin es una Rata. Pero una rata alimentada con los sueños volcados en los libros y el cine por los humanos. Así que es una rata que quisiera ser humano para cumplir y compartir esos anhelos y, por tanto, está condenado a vivir frustrado.

Nuestro peculiar protagonista narra las memorias de su vida en un monólogo continuo en el que, de vez en cuando, deja espacio para interpelar al lector. Dibuja así el transcurrir de su existencia y el universo imaginario adoptivo, pletórico de referencias literarias y cinéfilas, en el cual quisiera tener un lugar. Desde el nacimiento entre las páginas desmenuzadas de un libro, pasando por la infancia del típico alfeñique y siguiendo hasta sus contradictorias experiencias al bregar con la condición humana.

Algunos encuentran a Firmin patético hasta lo estomagante. Yo, en cambio, no dejo de pensar en él como el iluso más grande de la historia. Por más palos (reales y figurados) que reciba, no ceja en su empeño de encontrar a la persona (no, rata no, persona) que le complete. Alguien que, en sus sueños, será capaz de reconocer su talento para la lectura y entenderá que es algo más que una alimaña muy poco agraciada. A lo largo de la novela el propio Firmin se devana los sesos buscando el modo de revelar sus capacidades a los humanos y, de forma bastante cómica, vamos a ir contemplando los sucesivos fracasos en que terminan cada uno de sus intentos. Es más, uno de los episodios más tristes (y que mejor ejemplifican su personalidad) sucede cuando comprende que el único humano capaz de tratarle con cariño nunca va a interpretar sus acciones como propias de un ser inteligente.

Por otra parte, es insoslayable el peso de las referencias literarias con que sazona su discurso. Demasiadas para enumerarlas, sirven en la mayoría de los casos como base para hacer chistes a costa de tal o cual autor y mostrar de paso (o así lo sospecho) la opinión que Sam Savage debe de tener sobre él (Proust, por ejemplo, resulta tener una prosa con sabor a “veneno para ratas”). En cualquier caso, todas y cada una de las menciones a escritores o su obra puede empujarnos a una tarea de investigación para encontrar ese chispazo de humor negro que subyace bajo la frase más simple.

En definitiva, y no queriendo entrar a considerar posibles paralelismos entre la apariencia del autor y esa rata estrafalaria, Firmin supone enfrentarse a una lectura de regusto amargo. A pesar del humor ácido, hay que estar preparado para afrontar el destino final de nuestro protagonista y su mundo. El resultado de esa denodada lucha por sacar los sueños de lo irreal, por más que no haya valor para mirar al reflejo que nos devuelven los espejos.

domingo, 1 de julio de 2012

Otros Autores: Roberto Alhambra

Hoy, como cada primero de mes, toca conocer a otro de esos locos que ha cumplido el sueño de publicar lo que ha escrito. La de hoy, sin embargo, es una entrada especial porque, como ya he avisado, este será el último autor entrevistado hasta que llegue Septiembre. Toca hacer un parón por vacaciones, enviar nuevos cuestionarios, coger fuerzas para el otoño y, de paso, centrarme un poco más en las obras que me traigo entre manos.

A Roberto Alhambra, a diferencia de la mayoría de mis entrevistados, le conozco personalmente. Una amistad nos presentó con un "él también ha publicado una novela", lo cual provocó obviamente que cada uno quisiera saber sobre las condiciones en que se había producido la alegre noticia. Probablemente, dado que compartimos algunas aficiones, habríamos acabado haciendo migas, pero esto ayudó mucho. Y como estas cosas son superiores a mi voluntad, finalmente no puede dejar de proponerle que participara en esta iniciativa mía, lo cual no me costó demasiado esfuerzo.

Ahora que la fantasía épica está más de moda que nunca, ésta es una gran oportunidad de descubrir a un posible autor de referencia para el futuro. Al menos, por lo que he comprobado en internet, no está dejando a nadie indiferente. Y aquellos que seáis aficionados al rol, puede que os animéis a convertir en novela vuestras horas de aventuras cuando conozcáis el ejemplo de Roberto.

Así, sin más, os dejo con esta entrevista. Disfrutad, que en el verano habrá que descansar.

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo?
Supongo que te sonará raro pero la narración parte de una partida de rol. La aventura que jugamos me encantó y pensé que era lo suficientemente atrayente como para que otra gente la leyera… no quería ser egoísta y quedármela para mí solo (jajaja)

2. ¿Cómo ha sido, hasta ahora, tu experiencia en el mundo editorial?
De momento y siéndote sincero mi experiencia es… mínima, casi nula. Aparte de La Alianza de los Tres Soles nunca había publicado nada.

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras?
Pues cómo ya te he contestado anteriormente todo esto surgió de una partida de rol. Jugamos durante tres años una aventura al mítico RuneQuest. Al principio fui recogiendo en relatitos lo que estábamos jugando para no perder detalle y que los jugadores no perdieran el hilo. Después la aventura me pareció tan buena que pensé que podría unificarla como un único relato.

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela?
Sin duda la novela, lo bueno si largo pues dos veces bueno. Es como una peli y una serie, en la serie los personajes pueden evolucionar más, encontrar más recovecos, etc.

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y /o tu profesión a la hora de escribir?
Soy maestro de primaria, enseño lengua a niños de 8 y 9 años pero de cara a la novela… Esto es otro mundo.

6. La pastilla azul hace que seas un Best-Seller mundial. La pastilla roja hace que te estudien en la escuela cuando pasen los años. Tú eliges....
Pues la pastilla amarilla. No soy tan bueno ni siquiera para imaginar cualquiera de las dos posibilidades, sería una pérdida de tiempo y de visión; además me volvería demasiado engreído. La pastilla amarilla es la de poder realizar un sueño como es el hecho de publicar. En sí mismo ya es un sueño sin otras pretensiones.

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar?
Pues los tres años que me ha llevado escribir la trilogía entera, uno por cada volumen, la dedicación ha sido absoluta. Cuando salía de trabajar en el cole siempre estaba liado con algo de deporte pero después… pero después le dedicaba tantas horas como podía. Es una experiencia increíble.

8. ¿Hay algún manuscrito que guardes en un cajón porque aún no lo consideres suficientemente bueno?
No. De hecho el primer volumen de La Alianza de los Tres Soles está publicado desde noviembre de 2011 y ni siquiera es medianamente bueno para mí. Actualmente lo estoy leyendo para corregir erratas para una 2ª edición y a menudo pienso “¿por qué lo saqué del cajón?”. Creo que uno mismo nunca piensa que sus cosas sean buenas, simplemente hay que sacarlas en algún momento.

9. Algo que puedas contar sobre tu último proyecto literario...
De momento último y único. Me ha costado sacarlo un ojo de la cara. Aunque sólo ha salido el primero, La Alianza de los tres Soles es una trilogía y lo que me está ayudando a seguir es oír a la gente que ha leído este primero que quiere más, que quieren el segundo ya, y saber cómo continua la aventura. Si me preguntas con cuál de los tres me quedaría te diré que con el tercero y último. Me encanta como concluye.

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca?
Quizá ninguno… Rescataría la Playstation. Eso que ahora tengo una lista con cinco lecturas pendientes, esperando dentro de una bolsa y a la Play no juego casi nunca, pero no sabía que contestarte.

11. Qué te falta por hacer ¿Plantar un árbol? ¿Tener un hijo?
Creo que lo de plantar un árbol es una metáfora de tener un hijo, ¿no? Me falta montar en globo.

12. ¿Con qué escritor te gustaría coincidir en un ascensor? ¿Qué le preguntarías?
Con Cervantes, sólo para decirle la que iba a armar con su Quijote. Me da pena que se muriera sin saber todo lo que iba a suceder con su obra.

13. ¿Edición tradicional, o edición digital?
Pues te diré que me gusta el papel… pero estamos en el S.XXI

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística?
Bueno, durante mucho tiempo me dediqué a la música pero eso es otra historia que no viene al caso.

15. ¿Qué expectativas tienes, a nivel literario, a partir de ahora?
La trilogía está terminada. Solamente corregirla para que salgan decentemente las dos partes que quedan.