Aún no eres un seguidor del blog?!

viernes, 28 de febrero de 2014

Premio para los seguidores del blog!!

¡Estamos que lo regalamos, señooooooooraaaaaaa!!!

¿Acaso hace falta decir más? Con motivo de la publicación de Ácronos 2, y por aquello de demostrar a los seguidores del blog que soy agradecido... he decidido repartir un par de ejemplares entre vosotros. El sistema para seleccionar a los afortunados aún está por decidir (aunque lanzar gritos y vítores al autor en los comentarios de este artículo podría ayudar), pero creo que antes de que se cumpla la primera quincena de Marzo ya habrá dos alegres lectores pudiendo disfrutar de las historias que componen el segundo volumen de las antologías Steampunk patrias.

(algunos de estos pobres ya tienen dueño, pero otros necesitan encontrar un hogar en el que los quieran)

Por supuesto, y para aquellos que sospechan que esto sólo es una maniobra publicitaria: SÍ, lo es. Pero mi convencimiento de que Ácronos 2 es un libro que va a gustar mucho al lector de ciencia ficción (sea o no fan del Steampunk) me dice que esos dos lectores van a recomendárselo a sus amistades. Y eso, antes de llegar al relato escrito por un servidor (guiño, guiño), que ya ha recibido algún elogio por ahí..

Sólo una nota, y es que no creo que me atreva a enviar ejemplares fuera de la península. Más que nada, porque el gasto de enviar un paquete certificado fuera de España creo que se saldría de mi presupuesto.


miércoles, 26 de febrero de 2014

"Bajo el influjo del cometa" de Jon Bilbao

Mi experiencia con la lectura de esta colección de relatos ha sido un tanto peculiar. Llegó a mis manos a través de un colega, que me lo recomendó como "una manera de mejorar la redacción de tus diálogos", y durante poco más de un año ha estado engordando la pila de lecturas por terminar: nunca encontraba el momento de centrarme y dedicarle el tiempo que precisaba; lo cual, una vez pasada la última página, creo que fue un error.

Bajo el influjo del cometa es una recopilación de historias en las que personajes cotidianos, casi anodinos, se ven involucrados en sucesos nada ordinarios que, en ocasiones, rozan lo paranormal. Un planteamiento que precisa la complicidad del lector para dejarse sumergir en aguas turbias; algo que consigue Bilbao con su facilidad para jugar al despiste: los relatos se abren con una situación de lo más normal y, poco a poco, va deslizando elementos que siembran la duda en el espectador. ¿Las señales de que la historia va a tomar derroteros macabros se harán realidad, o sólo nos está abriendo una ventana a esa clase de secretos que cualquiera desea mantener en la más secreta intimidad? Una respuesta que sólo es posible obtener al llegar al último párrafo.


El principal talento de Jon Bilbao, en mi opinión, reside en su facilidad para crear personajes muy humanos. Sobre todo en lo tocante a miserias o debilidades: envidia, avaricia, celos, lujuria... incluso el más bondadoso de los seres que pulula por sus relatos nos muestra en algún momento su "lado oscuro". Y, en múltiples ocasiones, la revelación nos hará replantearnos cuál es la verdadera orientación moral del individuo. Porque, al fin y al cabo, resulta muy difícil reprobar el comportamiento de alguien cuando nosotros mismos no estamos seguros de que fuéramos a obrar con mayor rectitud en la misma situación.

Ahí, en el hecho de provocarnos un escalofrío con los matices de la naturaleza humana que ninguno quiere reconocer en sí mismo, reside la principal razón para conseguir incomodar a sus lectores. Y el mayor motivo para reconocerle su mérito al autor, pues dudo que haya experimentado en primera persona al repertorio de "perversiones" que aguarda entre sus páginas. 

Dicho esto, y centrándonos de forma concreta en los relatos, venga aquí una sencilla reseña de cada uno:

-Los Espías: El primero de los relatos ejemplifica el proceso de esa evolución desde lo cotidiano a lo inesperado: una pareja se convierte en espías de sus nuevos vecinos, haciendo de ello una obsesión. Personalmente se me atragantó un tanto, aunque visto en perspectiva supongo que se debió más a la extrañeza inicial ante la propuesta que a la calidad de la narración.

-Belígero: Una joven busca en el campo una forma de poner en orden sus ideas, y acaba entablando una curiosa relación con una alimaña. Retrato de un personaje en crisis, resuelto de un modo inesperado.

-Una victoria parcial: Una pareja regresa al lugar donde decidieron cambiar el rumbo de sus vidas, y allí les aguarda un curioso hallazgo. Podría haber sido "sólo" una muy buena representación de las dudas de pareja, pero al introducir un elemento insólito le da una dimensión diferente. 

-Soy dueño de este perro: Tras adoptar un cachorro en extrañas circunstancias, una serie de sucesos violentos provoca la suspicacia del dueño sobre el animal. El relato que juega más abiertamente con lo sobrenatural, culminando con un final de pesadilla.

-El mejor regalo posible: El amante de una mujer casada prepara una sorpresa muy especial para ella, sin saber que él va a ser el sorprendido. De nuevo se trata el tema de las parejas en crisis, con una resolución poco clara a mi parecer.

-Un padre, un hijo: Al acompañar a su padre en un viaje, el protagonista hace un repaso a la relación entre ambos al tiempo que descubre oscuros aspectos sobre él. Una de las piezas más interesantes, pues nos sumerge en una situación en la que nos tememos lo peor y todo acaba resolviéndose con una demostración de absoluta mezquindad.

-Ha desaparecido un niño: Una joven profesora de pueblo debe afrontar la desaparición de uno de sus alumnos. Constituye una de las lecturas más duras, al reflejar la indiferencia que acabamos mostrando ante tragedias que no nos afectan directamente. 

-Bajo el influjo del cometa: El paso de un cometa afecta a los campos eléctricos de extensas zonas de la Tierra, provocando que la vida de muchas personas cambie de forma radical al tener que vivir sin electricidad. Relato con trazos de historia "survival en ambiente apocalíptico", en el que Bilbao se asoma a la facilidad con que la humanidad retorna a comportamientos brutales y egoístas.

En definitiva, una variada colección de historias para aquellos que no se conforman con un final feliz y prefieren a personajes que ni lo tienen fácil ni se reducen a conductas ajustadas a la norma.

viernes, 21 de febrero de 2014

Objetivos a la Vista en 2014

Si el año 2013 fue el del "descubrimiento" del Steampunk escrito en español (los números que ofrece Literatura Fantástica así lo indican), parece que el 2014 quiere convertirse en la fecha para abordar las librerías con lo mejor que pueden ofrecer los autores dedicados al género retrofuturista. Febrero ya ha dado comienzo a este desembarco con la aparición de Ácronos 2, pero a título personal quiero aprovechar para reseñar otras tres convocatorias que deberían convertirse también en ejemplares de obligada lectura para los aficionados. En todas ellas he participado o tengo aún la intención de participar, así que espero poder anunciar (a la mayor brevedad posible) que también estaré incluido entre los afortunados autores que formen parte de sus selecciones.

(Airship City, ilustración de Min-Nguen)

-THE BEST OF SPANISH STEAMPUNK-

La misma editorial que publicó la antología retrofuturista coordinada por Felix J. Palma ha promovido esta convocatoria, cuyo título es una declaración de intenciones en toda regla: presentar las mejores obras que el Steampunk nacional ha sido capaz de crear en estos años. Y aquí, presumiendo de un conocimiento sobre el género que puede no ser tal, me atrevo a decir que se trata de una empresa que, a mi parecer, nace con un curioso lastre: el escaso número de obras publicadas a las que pueden recurrir, sobre todo en lo tocante a relatos de autores que practiquen el género con asiduidad. Porque, puede que me equivoque, pero en los últimos años no han aparecido más que algunas novelas (entre las que la Wiki incluye mi Secreto de los Dioses Olvidados) que se moviesen realmente en el Steampunk, y pocos o ningún relato.

Por suerte, no era obligatorio enviar obras previamente publicadas. Así que, en un acto de arrojo y desparpajo, mi participación en la convocatoria (a falta de que se anuncien los autores seleccionados) ha consistido en sendos relatos no publicados con anterioridad. Uno de los cuales, por cierto, es la historia que inspiró todo el universo de Umbrales...

-CALABAZAS EN EL TRASTERO: STEAMPUNK-

El hecho de que Saco de Huesos haya calificado su concurso de "convocatoria especial", ya dice mucho sobre la consideración que les merece. Y con casi medio año transcurrido desde que se anunció, el número de relatos presentados puede ser de proporciones inimaginables. Porque, teniendo en cuenta que se trata de una editorial de referencia en el mundo del fandom del terror y la fantasía, de seguro que seremos muchos los que queramos contarnos entre los elegidos.

También es la convocatoria ante la que me confieso más precavido e inseguro, pues el ingrediente de "literatura fosca" que exigen a los autores no es algo que acabe de considerar dominado. En cualquier caso, y aún pendiente de darle los últimos remates a la obra que pretendo presentar, confío ser capaz de agradar al jurado. Lo cual sería un triunfo, tras un par de intentonas totalmente infructuosas.

-ALAMBRE DE LETRAS-

Por último, toca hablar del concurso organizado por NeoNauta. Y es que la convocatoria supone prácticamente el primer paso de esta editorial recién creada, que ha aprovechado que el Pisuerga pasa por Valladolid para apuntarse al gran centenario de este año: la Primera Guerra Mundial. Un tema que me gusta, y que resulta muy evocador para cualquier lector al que le guste moverse por estos momentos de la historia, aunque la posibilidad de crear un relato de tintes fantásticos/steampunk en este trasfondo supone un gran reto, porque ya ha sido visitado y recreado por muchos autores con anterioridad. 

Si se rastrea por la web, son múltiples las narraciones de autómatas, vampiros y hombres-lobo que han acabado poblando las trincheras de la Gran Guerra; así que busqué un aspecto del conflicto bélico que fuese menos "obvio" que el alambre de espinos, la tierra de nadie, y las cargas suicidas. Y pensando, pensando, mi imaginación se fijó en un personaje histórico con el que podía fantasear. El resultado, aunque aún está pendiente del veredicto del jurado, les pareció bastante bueno a mis "lectores beta", así que sería un honor conseguir ser publicado. Sobre todo, porque la lista de "rivales" (anunciada el mismo día que se cerró el plazo), incluye a Santiago Eximeno y Eduardo Vaquerizo, dos pesos pesados con los que no sueles tener la oportunidad de batirte.

(Ilustración de Porxys)

Por supuesto, mis esperanzas de acabar formando parte de esas recopilaciones son sólo eso. Y aunque el Steampunk se adapta muy bien a mi estilo y a mi afición por reconstruir el pasado, los personajes históricos y las leyendas, dependo de la decisión de los respectivos jurados para que estas ilusiones se tornen en realidad. 

Pero, de momento, me niego a dejar de creer en mis opciones.

jueves, 13 de febrero de 2014

Ácronos 2 a punto de desembarcar

Durante este fin de semana va a tener lugar la presentación de Ácronos 2, como parte de las actividades de la II Semana Retrofuturista de Barcelona. Así que me parece muy apropiado hablar sobre mi participación en esta nueva recopilación Steampunk, por si alguno de los seguidores de este blog necesita más razones para hacerse con un ejemplar.

Debo comenzar, eso sí, explicando la forma en que acabé participando en Ácronos 2. Más que nada, porque es la principal razón de que mi relato Elección Envenenada acabase tomando su forma final. Y es que, cuando lo escribí, lo hice pensando en la convocatoria Gaslamp promovida por Planes B. Por mi habitual tendencia a incorporar elementos de fantasía y/o terror, era obvio que no podía resistirme a participar. Pronto tuve una trama interesante entre manos, y desarrollé la historia (como suele ser habitual) de una sentada. Ya tenía el relato y lo envié con muy buenas expectativas.

(ilustraciones de Dystopian Legions)

Pero justo unos meses después, cuando me llegó la confirmación desde Planes B de que el relato les gustaba, Josué Ramos anunció que estaba preparando el nuevo volumen de Ácronos. Y me encontré ante la disyuntiva de querer participar, pero no estar convencido de poder escribir un buen relato antes de que cumpliese el plazo. ¿Qué podía hacer? Al final, decidí aprovechar la confianza que tengo con Josué y les rogué si me permitirían "excluirme" de la recopilación Gaslamp. Opción que aceptaron y, con su beneplácito debajo del brazo, pasé a formar parte de esos "11 talentos del Steampunk" que anuncia la portada de Ácronos 2.

Así pues, y tras este "necesario" circunloquio, ¿qué puedo contar sobre lo que van a encontrarse los lectores al atacar Elección Envenenada? Pues, habida cuenta de que nació con vocación de ser un relato Gaslamp, les espera una combinación de fantasía y terror en un ambiente victoriano. De hecho, recurrí a las dos criaturas sobrenaturales por antonomasia de la novela gótica para crear a su alrededor una historia de magia y horror, con no poca inspiración del clásico Zulú (película basada en la época del Imperio Británico, cuyo visionado insisto en recomendar). Y por si fuera poco, también se pueden rastrear "esencias holmesianas", que prefiero obviar (aún a riesgo de que sean demasiado sutiles).

(Bar the door. Ilustración de Ryan Pancoast)

Personalmente, y aunque Wukan Inké me parece un relato muy original, creo que a los aficionados al Steampunk les puede gustar aún más esta historia. Aunque, como orgulloso padre de las criaturas, entre las dos forman un estupendo pack de "relatos de miedo en parajes exóticos". Así que, si leíste Ácronos y te gustó mi relato, no sé a qué esperas para hacerte con un ejemplar de Ácronos 2. Y si no fue así, pero te consideras un gran fan del Steampunk, de seguro que podrás disfrutar con las catorce historias restantes.

viernes, 7 de febrero de 2014

Renovando las Herramientas de Escritura

No hace mucho, me enzarzaba en una disputa (amistosa) con un miembro del foro Abretelibro!, a cuenta del modo en que cada uno redactaba sus obras. Durante una visita a la exposición sobre la RAE organizada en la Biblioteca Nacional de Madrid, de algún modo habíamos empezado a hablar sobre plumas estilográficas, y me horrorizó descubrir que este amigo trabaja directamente en el procesador de textos de su ordenador. 

La lógica, bien es cierto, le otorga muchos puntos a mi rival dialéctico: al escribir en formato digital se eliminan pasos intermedios (a costa de "quemarse las retinas" delante de la pantalla, mientras lucha con la musa para hacer progresar la narración), se ahorra papel (lo cual le permite jugar la baza "ecológica") y es prácticamente imposible que se te traspapele esa nota vital en la cual habíamos resuelto el nudo argumental que tanto se nos había estado atragantando (aparte de no necesitar tres cajones para guardar todo el material acumulado).

Sin embargo, continúo resistiéndome a cambiar mi sistema de escritura. Primero, porque en la palabra escrita en papel me reconozco como autor. Suena engolado y arrogante, pero es así. Mi personalidad y mi estado de humor se reflejan en el trazo, y eso es algo que el teclado no me da (además de que no se me ocurre una forma mejor de escribir historias Steampunk que usando una pluma). Pero, sobre todo, me gusta escribir en papel porque puedo ver después el proceso creativo del manuscrito original: los tachones sucesivos en una frase que se resistía a ser construida; las indicaciones para reorganizar frases o cambiar de lugar párrafos enteros; las notas en los márgenes con ideas que se me iban ocurriendo y no quería olvidar... 

(la personalidad del artista, manifestándose sobre el papel)

Aún más, después de meses (o años), abrir un cuaderno y repasar lo que hay escrito dentro resulta revelador. Ver pasajes que se han redactado con una facilidad pasmosa, o los momentos en que una escena se volvía intraducible en palabras. Descubrir que alguna idea de la trama se desvaneció en un callejón sin salida, o que ese giro genial fue una inspiración de última hora... Todo eso se pierde al pasar al formato digital (aunque, en mi caso, podría repasar la evolución desde el manuscrito original hasta el texto definitivo, porque me gusta hacer las correcciones sobre una versión impresa) y le resta a la escritura ese valor romántico que yo le doy.

De hecho, al escribir en papel pude darle las gracias a uno de mis "lectores beta" de un modo que hubiese sido imposible si me limitara al texto informático: le regalé el cuaderno con los textos originales de una serie de cuentos, que me había ayudado a repasar y pulir durante meses.

Todo lo dicho viene a cuento de que, sólo unos días después de ese intercambio de opiniones, decidí que necesitaba darle un descanso a mi fiel compañera de escritura. No porque hubiese dejado de funcionar, si no porque, tras seis años escribiendo con la misma pluma estilográfica, mi vestuario empezaba a correr peligro por culpa de un capuchón que ya no se ajusta como debiera. 

(las nuevas culpables de mi calidad literaria)

Así que, cometiendo un exceso, me he provisto de dos estilográficas nuevas (mejor que sobre... ya se sabe), que espero continúen convirtiendo mi inspiración en algo merecedor de ser leído más tarde. Al menos, de momento parecen muy dispuestas a hacer que mi caligrafía resulte más atractiva a sus lectores.

¡Larga vida a tinteros, plumines, palilleros y convertidores!

miércoles, 5 de febrero de 2014

Subidón Moral

Breve, muy breve esta entrada. Sobre todo porque está escrita "en caliente", y resulta difícil expresar en palabras las sensaciones que me están pasando por la cabeza. Lo único que puedo hacer es resumirlo en una enorme felicidad, y un gran orgullo por el trabajo realizado hasta ahora.

¿Qué ha ocurrido para que vierta en el blog tan desbordante felicidad? Pues que Tyrannosaurus Books estrenaba hoy nueva web. Y en la cabecera, como no podía ser menos, aparece un banner publicitando sus próximas novedades.

Y uno de los banners estaba dedicado a Ácronos 2.

En concreto, éste: 


Sólo diez días atrás, me hacía eco de la aparición de la portada de Ácronos 2. Y ya entonces comenté la envidia (sana, pero envidia) que me daba no poder aparecer entre los autores-reclamo del libro. Así que cualquiera puede hacerse una idea bastante aproximada de la expresión que se me ha quedado al ver este anuncio. De estupefacción total. Ahí esta mi nombre, diciéndoles a los posibles lectores ¿Pero cómo, es que no le conoces? Ya estás tardando en buscar todo lo que ha publicado.

Y por si eso fuera poco, en la web de Ficción Científica han añadido una reseña sencilla (supongo que basada en la nota de prensa de la editorial), por culpa de la cual un servidor ha estado a punto de levitar sobre el suelo durante un rato. Del anonimato he pasado a la sala VIP en menos de una hora. 

Creo que voy a tener que celebrarlo a lo grande. Que la última vez que me pasó algo parecido, el resultado fue desastroso y acabé con el cubo de helado grande viendo Descubriendo a Forrester.

sábado, 1 de febrero de 2014

Autores Acrónicos: Josué Ramos

Tras un breve lapsus, vuelve de nuevo la sección del cuestionario a Párrafos Perturbados. Y, al igual que sucedió el año pasado, en el 2014 nos hacemos temáticos y ponemos debajo de los focos a los autores de Ácronos 2. Una lista de plumas pseudo-victorianas que se inicia con Josué Ramos, co-responsable de la iniciativa que culminó con el primer volumen de Ácronos.


¿Qué se puede contar sobre él? Que va camino de cumplir una década en el mundillo y, aunque el volumen de obras publicadas no sea muy grande, se ha dado a conocer más gracias a la iniciativa que tuvo en el año 2012, al convocar a los autores aficionados al steampunk de este país. Ácronos apareció como un proyecto relativamente modesto que, sin embargo, ha fortalecido las alas del género ucrónico victoriano en España, dando a conocer a una buena cantidad de escritores y animando a las editoriales a buscar nuevos talentos entre estos creadores de ficciones decimonónicas. Y, quien quiera saber algo más sobre sus futuros proyectos (después de leer la entrevista, por favor), sólo tienen que pasarse por su blog.

1. Cuando pensaste en publicar por primera vez, ¿Qué te motivó a hacerlo? 
Recuerdo que escribía relatos y la gente me animaba a publicarlos, pero yo no lo tenía nada claro. Por un lado, no me sentía cómodo con la idea de que la gente pudiese leer algo tan personal y saber que además habría a quien no lo gustase. Doy muchas vueltas antes de tomar una decisión, así que decidí participar en un concurso —uno solo— juvenil y de relato histórico para ponerme a prueba. Seguí adelante porque gané aquel concurso. No sé qué habría pasado si no lo hubiese logrado. Todo se habría pospuesto algún tiempo más, pero supongo que antes o después habría dado el paso. 

2. ¿Cómo ha sido, hasta ahora, tu experiencia en el mundo editorial? 
Ahora que estoy dentro me preocupo por ayudar a autores nuevos a publicar, así que he visto y oído de todo. Supongo que, en mi caso, no me puedo quejar, viendo lo complicados y frustrantes que pueden resultar los primeros pasos. Aunque todavía la veo como una especie de “viaje iniciático”, del que me queda mucho por aprender. Siempre digo que yo tuve mucha suerte. Gracias a mi afición al Steampunk pude estar en el momento exacto en el lugar exacto y aprovechar la oportunidad que se me presentaba para ser uno de los pioneros en el género. Y como siempre voy muy despacito y poniendo el listón no muy alto, me sorprende cada avance que voy dando. Aunque hay momentos de agobio, siempre busco disfrutar y conocer gente de la que aprender cosas nuevas y procuro ayudar a otro en lo que puedo. 

3. ¿Dónde buscas la inspiración para tus obras? 
Depende de la obra. Abordo cada tema como un universo nuevo. Y busco las obras que más me puedan inspirar según la historia que pretendo crear, sea en libros, cine, bandas sonoras... A veces el detonante está en una imagen, en unas palabras o en música pero la historia se va vertebrando como una enredadera alrededor de una gran cantidad de fuentes. Por poner un ejemplo, ahora trabajo en dos novelas a un tiempo. La primera necesita mucha inspiración, sobre todo en imágenes o ilustraciones que hagan saltar la chispa; la segunda, en cambio, se fundamenta tan solo en la biografía de una sola persona, en sus palabras y en sus experiencias. 

4. ¿Cuál es tu medio favorito? ¿El relato o la novela? 
No sabría decir. Lo cierto es que abordo las novelas como si fuesen gran cantidad de relatos. De hecho, avanzan a base de escenas, cada una con sus acciones, sus anotaciones, sus fuentes… No hay nada comparable a sentir como avanza una novela a base de escenas que forman parte de un universo mayor. Pero el relato permite abrir y cerrar una historia en poco tiempo y te permite entrar y salir de un universo a tu antojo. No, no sabría decir. 

5. ¿Cuánto te han influenciado tus estudios y/o tu profesión a la hora de escribir? 
Empecé a escribir en el colegio, influido sobre todo por las asignaturas de Ciencias Sociales. Y ese es el mayor peso como influencia: las Ciencias Sociales. La Historia, las relaciones diplomáticas, política exterior… sería feliz dedicando mi vida entera como escritor a crear mi propia versión de la saga fundacional de Asimov


6. ¿Cuál fue tu camino para llegar al Steampunk? 
Como le pasa al 90 % de los Steampunks, siempre me gustó, pero no sabía que había un nombre para referirse a ello. Entré en verano de 2009, cuando SyFy estrenó Warehouse 13. Los gadgets Steampunk que se usan en la serie me llevaron a buscar más en Internet. Así descubrí que habían sido creados por Richard Nagy (alias, Datamancer), fallecido hace apenas unas semanas. A él le debo ese momento de asombro al descubrir lo que significaba eso de Steampunk y todo lo que podía ofrecerme. 

7. ¿Tienes alguna rutina diaria para escribir, o te dejas llevar? 
Ninguna rutina. Ni siquiera cuando participo en el NaNoWriMo. Las rutinas no son para mí. Casi ni lo logro en mi vida diaria. Necesito que mis manos y mi mente estén en comunión para escribir, buscar el momento justo. Si ese momento me pilla libre, me pongo a ello. Pero si tengo cosas que hacer, se me va todo al garete. Lo curioso es que cuando tengo un encargo con el que cumplir siempre logro cumplir con los plazos con tiempo sobrado. 

8. ¿Qué se van a encontrar los lectores cuando lean tu relato en Acronos 2? 
Steampunk español, ante todo. Sobre todo pretendo una pequeña demostración de que no es imposible ambientar el Steampunk en nuestro XIX y en nuestras fronteras. No voy a contar mucho pero es una escena sencilla protagonizada por dos Guardias Civiles a finales del XIX. Y es muy comiquero y visual a la par que histórico. Me quedó bastante bizarro. Ojalá algún dibujante lo lea, le guste y me lo adapte a tebeo, porque me quedaron ganas de escribir más en ese universo. 

9. Algo que puedas contar sobre tu próximo proyecto literario... 
¿Cuál? xD Bueno, los proyectos más inmediatos son relatos en antologías; la mayoría son Steampunk y poco a poco se irán viendo. Aparte, individualmente, tengo tres novelas en proceso. Dos de ellas cuentan más sobre los universos de mis dos últimas novelas (Ecos de voces lejanas y Lendaria), aunque no son segundas partes; y la tercera será la biografía de un decimonónico famoso que de momento prefiere mantener el anonimato. 

10. ¿Qué libro rescatarías a toda costa de tu biblioteca?
 ¡El kindle! Si ha de ser en papel, supongo que sería Guerra y Paz. Me tiene totalmente pillado. 


11. ¿La última novela que has leído y recomendarías? 
Los nombres muertos, de Jesús Cañadas. Desde que lo conocí, poco antes de que publicase El baile de los secretos, me tiene hipnotizado con sus metáforas y su particular estilo narrativo. Solo por eso ya merece la pena leerla. Y si te gustan el pulp de aventuras o los mitos de Lovecraft, ¿qué más quieres? 

12. ¿En qué personaje literario te reeencarnarías? 
Sherlock Holmes, por supuesto. 

13. ¿Edición tradicional, o edición digital? 
Como lector, ambas. Según el libro que sea o el momento para leer, me decanto por una u otra. Como escritor, siempre la edición tradicional. Ya solo la satisfacción que se siente al encontrarte por primera vez con tu libro nuevo es indescriptible. 

14. Aparte de escribir, ¿practicas alguna otra disciplina artística? 
Nops. Tengo que decir que soy extremadamente torpe para todo lo que sea remotamente artístico o artesanal. Como todo Steampunk siempre hago alguna chapucilla. Alguna va saliendo bien, porque tengo la paranoia de crear siempre gadgets ambientados en una especie de Steampunk apocalíptico (siguiendo las técnicas que me enseñó mi maestro). Pero los fracasos en este sentido se cuentan por multitud. 

15. ¿Algún sueño que te falte por cumplir, y puedas confesar? 
No suelo pensar mucho a largo plazo. Hay cosas que me gustaría hacer (viajar a varios países, conocer ciertos lugares, publicar fuera de España…), pero nada que me quite el sueño.